Toma el control de tu contenido: guía infalible de cómo crear un calendario editorial para tu blog

Picture of Alicia Carrasco

Alicia Carrasco

30 de enero de 2024

Ves las horas pasar frente a tu ordenador.

Ya no sabes si mirar a la pared, al suelo o rezar unas plegarias para rellenar esa página en blanco que tanto te atormenta.

(Madre mía, parezco Esperanza Gracia).

Pasa el tiempo y todavía no has pulsado ni una sola tecla.

Recalco: NI UNA SOLA TECLA.

Pero esto no es algo nuevo, ¿verdad?

Semana tras semana esperas a que la inspiración divina llame a tu puerta y escriba el contenido de tu blog.

Y, cuando parece que surge la idea del siglo, no te llama demasiado.

Aún sí, tiras pa’lante (como los de Alicante) y publicas el contenido. Tan solo para salir del paso e ir a otra cosa.

O lo que es peor: lo dejas para el próximo mes.

Hasta que llega el día en que la paciencia se agota y abandonas el proyecto, dejando que la procrastinación se apodere de ti.

Y esto, querido Watson, es por no crear un calendario editorial para tu blog.

Si quieres que tu estrategia de contenidos dé sus frutos, la planificación es crucial. El contenido de calidad no llega por amor al arte.

Así que en este artículo, vamos a arreglar este asuntillo.

Te voy a explicar cómo crear un calendario editorial eficaz paso por paso para agilizar la creación de contenidos y maximizar tu presencia online.

Es más, te voy a dar algunas herramientas y una plantilla (de gratis) para tomar como referencia.

Plantilla Calendario Editorial GRATIS

Si haces clic en el botón de abajo te voy a dar acceso al calendario editorial que uso para mi negocio y el de mis clientes.

Porque si quieres que tu estrategia funcione a largo plazo, necesitas planificación.

El problema es que el 90% de los negocios no lo tienen en cuenta y se rinden en menos que canta un gallo.

Si tu objetivo es construir una estrategia rentable y captar clientes con tu blog, solo tienes que hacer clic en el botón y recibirás el documento.

¿Qué es un calendario editorial y para qué sirve?

El calendario editorial es la ruta a seguir, es el documento donde planificas cada paso que vas a dar con tu estrategia de contenidos del blog.

Aquí lo vas a dejar todo bien detallado.

Que luego no venga perico el de los palotes a decirte nada.

Voy a ser más clara. Añadirás qué publicar, cuándo, persona que se encargará de ese contenido. Vamos, todo apunte necesario para la creación de contenidos.

Ojo, no se incluyen los mismos conceptos para todos los calendarios.

Cada persona se organiza de una manera distinta y puede adaptarlo a su gusto. Tampoco es lo mismo ser un negocio unipersonal a que intervenga todo un equipo en el marketing de contenidos.

Aunque hay aspectos comunes a la elaboración de un calendario, luego podemos añadir otros datos que consideramos relevantes para su desarrollo.

Pero lo que quiero que te quede claro es que es un elemento esencial en toda estrategia y muchos lo pasan por alto.

Yo caí en este error con primer blog y se fue al garete.

Desistí.
Lo abandoné.

Porque escribir sin rumbo solo te llevará a un camino: dejar de publicar.

Y para que no te ocurra esto, tienes que planificar con suficiente antelación.

¿Tan importante es crear un calendario editorial para un blog?

Primera cosilla que debe quedarte clara.

La planificación es importante en cualquier área del negocio.

¿No lo haces igual para tus tareas diarias?

Pues esto es igual.

Pero si todavía no te es suficiente, te voy a dar los motivos de por qué debes invertir tiempo en crear tu calendario editorial.

Vamos, si quieres ganar visibilidad y que los clientes potenciales te compren una y otra vez.

Me callo un mes y te doy las razones:

  • → Permite mejorar la consistencia. Olvidarte de la planificación, te hará publicar de manera desordenada y no te enfocarás en crear contenido de calidad. Además, dejarás al descuido la actualización de artículos anteriores. Con un calendario resolvemos todo esto.
  • → Se alinea con tu modelo de negocio. No generes contenido sin tener presente tus productos o servicios, en concreto, los que te proporcionan más ingresos. Hablaremos de esto más adelante.
  • → Más juego para la innovación. Fíjate en este dato de Hubspot, el 83% de los marketeros cambiaron su estrategia en 2021 entre 2 y 4 veces. Pero con un calendario editorial tendrás una visión clara de los contenidos a publicar y te dará espacio para innovar creando otros ángulos para cada contenido.
  • → Evitas repetirte hasta la saciedad. Cuando llevas un control de tus publicaciones, no te preocupas de sí vas a repetir temática. Al principio quizás no lo veas necesario, pero ojo, cuando lleves 4-5 años, lo agradecerás.
  • → Garantiza una visión más clara de la estrategia. En un solo vistazo tienes: keywords a atacar, fecha de publicación, equipo, etc. Todito en una sola hoja de excel.
  • → Tu equipo está bien organizado. Si lo tienes, es un punto que mejora su experiencia y les permite aumentar su efectividad, puesto que cada uno tiene claro su rol y cuáles son las fechas de entrega. Evitamos estrés y presión de un plumazo.

Cómo crear un calendario editorial para blog paso a paso

Ahora vamos a sentar las bases.

Porque esto no va de hacer un calendario bonito y adiós muy buenas.

Aquí vamos a trazar el plan, fijando los contenidos que vamos a publicar en los siguientes meses con sus correspondientes fechas.

¿Qué puntos debes considerar a la hora de diseñar el calendario de tu blog?

Bajo mi propia experiencia, estos son los elementos indispensables que debes considerar a la hora de su creación:

  1. 1. Modelo de negocio.
  2. 2. Buyer persona.
  3. 3. Keywords a atacar.
  4. 4. Frecuencia de publicación.
  5. 5. Contenido a priorizar.

1. Modelo de negocio

Ahora mismo quiero que respondas con total sinceridad.

A la hora de crear contenido, ¿tienes en cuenta tu modelo de negocio?

Esto es un detalle importante que a los negocios se les escapa de las manos.

Si empiezas a escribir sobre cualquier idea que te ronde en la cabeza, alejarás a los clientes potenciales.

Quizás, atraes muchas visitas.

¿Pero son cualificadas?

Ahí está el quid de la cuestión.

Puedes tener diferentes objetivos concretos para cada artículo como conseguir leads, incrementar visitas, aumentar ventas o tu lista de suscriptores.

Y recuerda que debe tener coherencia con tus principales vías de ingresos.

Vamos a verlo con un ejemplo.

Imagina que vendes una membresía de inversión inmobiliaria y tienes un curso específico sobre invertir en pisos para alquiler turístico. Bueno, pues tu contenido debe orientarse hacia estos productos.

Después, si vas a hacer un lanzamiento de un nuevo producto, habrá que configurar la estrategia del blog, de tal forma que escribas contenido que apoye ese lanzamiento.

Aquí puedes resolver objeciones o mostrar casos de éxito, por ejemplo.

En definitiva, la estrategia editorial y comercial deben alinearse para vender más.

2. Buyer persona

Me vas a llamar pesadita, lo sé.

Pero lo repetiré hasta la saciedad porque todavía se nos olvida estudiar a nuestro cliente potencial.

Investígalo a muerte antes de empezar con el estudio de palabras clave.

Porque esta fase es la base para tener éxito después.

Aquí te dejo los puntos clave a valorar:

  • → Motivaciones.
  • → Problemas.
  • → Deseos.
  • → Objetivos.
  • → Objeciones.
  • → Etc.

Y cómo tu producto o servicio le ayuda a resolver sus problemas.

A partir de aquí, sabrás qué contenido crear para tu blog.

3. Keywords a atacar

Bien, ahora que tenemos claro a quién nos dirigimos, vamos a hacer un estudio de palabras clave y conocer los términos a atacar en nuestro blog.

Ojo, aquí no vamos a añadir todas las que nos encontremos.

Nanai de la china.

Vamos a centrarnos en aquellas que nos traen tráfico cualificado. Y para ello vas a tener que hacer uso de herramientas SEO.

Entiendo que herramientas como Ahrefs o Semrush no están al alcance de muchas personas, porque el precio es elevado.

Por ello te voy a nombrar dos plataformas gratuitas que yo misma uso (entre otras) para hacer el estudio de palabras clave y que, cuando empiezas, son útiles por la falta de recursos económicos.

Uno de los grandes olvidados es el planificador de palabras clave de Google. Aunque el volumen de búsquedas mensuales exacto solo puedes saberlo si activas una campaña, te permite conocer el intervalo aproximado.

La otra opción es Ubersuggest. Está limitada a 3 búsquedas diarias gratuitas, pero te servirá para empezar.

Eso sí, en un futuro vas a tener que invertir en una herramienta de pago si quieres obtener mejores resultados con tu blog.

¿Cómo conseguimos más ideas?

Feedly es una mina de oro para ver qué hace tu competencia y el sector. Es una magnífica herramienta para la curación de contenidos.

Aquí te dejo un ejemplo de cómo tengo organizado mi espacio:

Herramienta Feedly para generar ideas

De todas formas, quiero comentarte un aspecto antes de pasar al siguiente apartado.

Los artículos que vas a escribir no están todos pensados para posicionar.

“¿En serio, Alicia?”

Y tanto.

Porque el blog también ayuda a resolver objeciones y preguntas frecuentes de tu audiencia. Incluso si buscas reforzar tu autoridad, puedes escribir un caso de éxito tuyo o explicar alguno de una marca reconocida ya sea porque aún no tienes clientes o porque puede resultar de interés para tu audiencia.

4. Priorizar ideas

Ahora ya tienes claro las palabras clave que te interesa atacar.

Si has llegado hasta este punto te felicito, porque no muchas personas consiguen llegar hasta aquí.

Vamos ahora a priorizar el contenido entre toda esa investigación.

Porque hay palabras que pueden ser interesantes atacar, pero cuando no eres conocido, será muy complicado posicionarse entre los primeros resultados.

Si te diriges a palabras muy competidas y, además, esas posiciones están ocupadas por webs con un dominio de autoridad elevado, vas a sudar la gota gorda.

Esto no tiene sentido.

Entonces, para ver qué contenido crear primero, yo elaboro tres niveles de prioridad:

  • → Baja
  • → Media
  • → Alta

¿Esto quiere decir que no voy a trabajar las keywords en baja prioridad?

Para nada.

Pero en un principio no es conveniente. Vas a gastar tiempo y dinero sin conseguir resultados.

Recuerda que no te conoce nadie.

Te lo explico en un segundín con un ejemplo.

Imagina que ayudas a la gente a crear planes de inversión y empiezas escribiendo “qué son los fondos indexados”.

Pues a ver, alma de cántaro, te será muy complicado posicionarte.

Tan solo tienes que ver el nivel de competencia y los dominios posicionados para ver que no es buena idea empezar por aquí.

5. Cuál será mi frecuencia de publicación

Aquí nos metemos en un punto que mucha gente crea fantasía y luces de colores. Se llevan por la emoción y luego no cumplen los tiempos.

Por tanto, definir la frecuencia es muy importante.

Empiezas a definir 3 artículos por semana y, pasado el primer mes, te das cuenta de que has hecho escrito solo uno.

Esto te desmotivará que no veas.

Porque mantener ese ritmo no es tan fácil y puede provocar el abandono del blog. Poco a poco dejas de publicar, hasta que te das por vencido.

Tienes que ser realista y definir de cuánto tiempo dispones para crear contenido en tu blog.

Lo importante es mantener la constancia para que tu estrategia de contenidos funcione. Si es uno al mes, está bien.

Oye que puedes hacer uno a la semana, perfecto. Avanzarás más rápido.

Recuerda: valora tus recursos y define la frecuencia.

¿Qué elementos debo incluir en mi calendario editorial? [Ejemplo plantilla Gratis]

Antes de empezar, quiero decirte que este documento que yo uso no es el mejor del universo.

Es cierto que hay elementos estándar que todo calendario debe incluir, pero luego voy añadiendo secciones según mis necesidades.

Lo que para mí es una buena opción, no tiene porqué funcionarte a ti.

Aclarado este asuntillo, debemos hacer una distinción entre si:

  • → Tienes un negocio unipersonal
  • → Tienes un equipo detrás para la creación de contenidos

Vamos a ver, primero, los elementos comunes para ambos casos:

  • Fecha de publicación: en mi caso planifico con 6 meses vista (no me gusta pillarme los dedos), pero con 3 está bien. Aquí es importante es conocerte y planificar con la antelación que deseas.
  • Título: no será la versión final, pero te da una visión orientativa de lo que vas a tratar.
  • Palabra clave: haz un seguimiento de las palabras clave que estás usando.
  • → URL: indica la url de la página. Aquí te dejo un artículo de cómo construirla correctamente.
  • → Categoría: no es un apartado obligatorio, pero si favorece la experiencia al usuario. Porque si está buscando contenido de una categoría concreta, le será mucho más fácil.
  • → Objetivo: indica qué quieres conseguir con ese artículo. Por ejemplo: tráfico, leads, enlaces, branding, etc.
  • → Estado. De esta forma sabrás en qué fase se encuentra tu post.
  • Notas: aquí tienes tu chuletilla para apuntar todo lo que necesites. Por ejemplo, “enlace interno hacia X artículo” o “hacer una llamada a la acción hacia X producto”.

¿Y qué pasa si tienes un equipo detrás?

Bien, en ese caso, es útil añadir una sección que se llama “autor”.

Y en este apartado puedes definir quién será la persona que creará el contenido o especificar quién se encargará de las imágenes o maquetar el post.

Es una forma de tener el calendario organizado y de que cada persona conozca sus tareas.

Antes de pasar al siguiente punto quiero dejar bien claro que este calendario puede modificarse. Es decir, si te surgen nuevas ideas y ves que tienen potencial, puedes hacer un cambio de temática.

4 herramientas para diseñar tu calendario editorial

Ya hemos visto cómo crear un calendario editorial de blog paso a paso, pero ahora la pregunta del millón es: ¿qué herramienta uso?

Porque claro, tienes muchas opciones en el mercado y el proceso de búsqueda puede convertirse en un calvario.

Por ello te voy a dejar las que considero más útiles y fáciles de usar, estas son:

  • → Hoja de cálculo de Google Drive: vamos, la hoja de Excel de toda la vida, pero en la nube. Puedes hacer cambios con facilidad desde cualquier dispositivo y compartirlo con tu equipo. De hecho, yo concentro todo en esta plataforma.
  • Notion. Una de las favoritas de muchos creadores de contenido por su sencilla interfaz. Además, permite agrupar todo en esta misma herramienta y es fácil organizarse con un equipo.
  • → Google Calendar: creo que es una de las herramientas más usadas junto con Gmail. Gestiona tus tareas y agrega las notificaciones que consideres necesarias. Yo soy más de formato papel, pero cuando tengo reuniones hago uso de ella. Aquí cada uno tiene sus gustos.
  • Trello o Asana. Cuando tienes varios redactores en un equipo, es más fácil gestionar el proyecto a través de estos medios donde puedes ver en qué fase se encuentra cada tarea.

Y si me permites te voy a dar un consejo final: póntelo fácil.

Es decir, está bien que pruebes diversas herramientas para saber cuál se adapta mejor a tu forma de trabajar, pero no uses todas, por favor.

Centraliza el trabajo en la medida de lo posible.

Créeme, yo pasé por esa fase y fue un desastre.

Bonus extra: Variedad de formatos

Aquí viene el regalito.

No bases toda tu estrategia de contenidos en un solo medio. Adopta varios formatos para atraer a tu público objetivo.

Y es que más del 50% de los profesionales del marketing considerar que el contenido visual es esencial para su estrategia.

Por ejemplo, puede incluir los siguientes formatos:

  • → Post en blog
  • → Infografías
  • → Imágenes
  • → Podcast
  • → Vídeos

Dado que estos contenidos se consumen de diferentes maneras, aprovecha los formatos disponibles para aumentar el tráfico y la tasa de conversión.

Ahora es el momento de crear tu propio calendario editorial

Crear un calendario de contenidos para un blog es clave para que tu estrategia de contenidos tenga éxito y funcione a largo plazo.

Porque eso es lo que buscamos, una estrategia sólida y rentable que nos permita conseguir clientes recurrentes.

Programa el contenido con antelación para asegurar la producción de tus artículos y que no queden en el olvido, planificando cada una de las acciones que vas a llevar a cabo.

Este es el camino para mantener la frecuencia de publicación y no dejar el blog al cabo de un mes.

Como has visto a lo largo del artículo, no hay trucos. Evita improvisaciones y podrás ver cómo los resultados se disparan.

¿Vas a empezar a darle caña a tu calendario de contenidos?

Cualquier duda, ya sabes, te espero en comentarios 🙂

Aquí te apuntas a la newsletter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descarga tu plantilla gratis